Las radios que encienden la pradera - Henys

Reciente

Las radios que encienden la pradera

Henys Peña (23/03/2020)

Cuando escribíamos, con motivo del centenario del natalicio de Argimiro Gabaldón, el 15 de julio de 1919, no pasó desapercibido el comentario “Puso al aire, en un intenso trabajo colectivo, una radio clandestina (1956-1957) ´Radio Liberación´, que operó como radio móvil con un denso tejido de colaboradores” (Peña, 2019), dejamos guardado el recuerdo para ser retomado, y esta es una muy buena oportunidad, para hacerlo.

Nuestra investigación no ha detectado hasta ahora acciones anteriores de igual naturaleza, pero eludimos la tentación de asignarle a Argimiro la paternidad de la radio “popular” en Venezuela, no así el dotarla de su signo distintivo, al darle un vínculo estrecho con la resistencia, en su caso contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, como radio “Catia Libre” lo fue en los noventa, contra los gobiernos neoliberales y entreguistas.

Más que el impacto en el contexto socio-político-cultural en Venezuela de los medios alternativos de comunicación, es notorio el impacto de este contexto socio-político-cultural en la conformación de medios, como alternativas de comunicación ante el monopolio de la maquinaria publicitaria, expresión concreta de la sociedad de consumo, y la transformación en mercancía de la totalidad, en el modelo capitalista de producción.

Es que si los medios de comunicación “alternativos” tienen una carga histórica y política, no es porque los medios de comunicación comercial no la tengan, por el contrario, porque la tienen y el epicentro de toda su propuesta política es “mercantil” de “consumo” y operan como agentes de reproducción de la “ética” y “estética” del capitalismo.

Ante ese modelo de comunicación, y su evidente hegemonía, la resistencia, la contrahegemónica, es de lucha contra del sistema económico depredador capitalista en su conjunto, por lo que cava trincheras de lucha en el espectro radioeléctrico, sirva de ejemplo la declaración del colectivo Onda Libre:

“El arranque inicial de esta idea se remonta a varios años atrás, cuando en la capital y en pleno régimen de Caldera, un equipo de personas comprometidas con el cambio social comenzamos a hacer transmisiones clandestinas en las que se criticaba las aberraciones y corruptelas de un gobierno que imposibilitaba la plena libertad de expresión de los sectores populares. A la vez, en otras partes del país (Táchira, Mérida, Lara, ...), otros grupos y colectivos ensayaban proyectos similares” (Onda Libre, 2001).


Como no adjudicamos a Argimiro la paternidad del movimiento de medios alternativos en Venezuela, mal podríamos argumentar la idea de que este movimiento es homogéneo y unificado, por el contrario, es diverso y con articulación mínima, caben en el, desde jóvenes radialistas que procuran abrir nichos en medios comerciales tradicionales para quebrar la “payola”, ejerciendo la irreverencia propia de la juventud, hasta medios de comunicación creados por decisiones de agrupaciones políticas revolucionarias, pasando por medios mas o menos comunitarios y/o gremiales.

En este tiempo de bloqueo, en el que se desdibujan algunas de las ideas motoras del movimiento de comunicación alternativo políticamente comprometido, el impacto en el contexto socio-político-cultural en Venezuela de estos también se desdibuja, se multiplica el número de los que quedan fuera del aire, y se reduce la “organización”, “participación” y “movilización” en torno a estos.

Onda Libre. (17 de junio de 2001). La Voz de Guaiciapuro. Recuperado el 23 de marzo de 2020, de http://www.lavozdeguaicaipuro.com.ve/2001/06/liberando-el-dial-para-el-oeste-de-la.html
Peña, H. (15 de julio de 2019). La Voz deGuaicaipuro. Recuperado el 23 de marzo de 2020, de http://www.henys.info.ve/2019/07/100-veces-argimiro.html

@COPYLEFT / TODOS LOS ERRORES RESERVADOS
#Henys

No hay comentarios:

Páginas